autos usados

¿Autos usados o nuevos? Lo que debes saber antes de tomar una decisión

Cambiar de auto puede llegar a ser sumamente estresante. ¿Deberías comprar autos usados o modelos nuevos? La decisión no siempre es sencilla y depende de muchas variables. 

Salir de la agencia con un reluciente automóvil nuevo es, por supuesto, el sueño de miles de usuarios. No obstante, comprar un auto usado también puede ser una excelente decisión. 

¿Autos usados o nuevos? antes de tomar una decisión 

autos usados
¿Cómo elegir?

Antes de decidirte entre autos usados o de agencia, debes tener en cuenta que es sumamente importante analizar qué se ajusta mejor a tus necesidades y estilo de vida. Si no planeas conservar tu vehículo por más de tres años, comprar un auto nuevo podría no ser la mejor opción. Esto se debe al alto grado de depreciación que implica firmar una factura de agencia. 

Los autos nuevos se devalúan más de 20 % durante el primer año, por lo que comprar uno para venderlo pocos años después implicaría una importante pérdida de tu inversión inicial. En cuanto al costo, debes considerar que comprar un auto nuevo requiere de una importante suma de dinero. Si no planeas comprarlo al contado, con los planes de financiamiento podrías pagar un precio todavía mayor. 

En caso de considerar la compra de autos usados, ten en cuenta que necesitarás de una importante cantidad de tiempo. Debes dedicarte a buscar, comparar o hacer una prueba de manejo a fin de elegir la mejor opción. Si tu estilo de vida no te permite esto, quizá lo mejor será pensar en un modelo de agencia. Así podrás garantizar el perfecto funcionamiento de tu vehículo. 

Autos usados: una opción a considerar 

autos usados
Existen muchas ventajas al considerar comprar un auto usado.

Un auto de segunda mano puede parecer una opción menos glamorosa, pero sin duda conlleva numerosas ventajas. No sólo puedes obtener un buen vehículo a un costo muy bajo, sino que tu compra no perderá su valor de forma inmediata. Algo que suele suceder cuando adquieres un modelo nuevo. 

Además de evitar un golpe financiero importante, otra ventaja es que podrás conseguir un seguro de auto a un precio muy asequible. Este tipo de primas suelen ser sustancialmente más bajas que las que se aplican a vehículos salidos de agencia y con cero kilometraje. 

Del mismo modo, entre la gama de autos usados y seminuevos es posible hallar modelos de gama media-alta de años anteriores. Estos pueden tener menos valor, pero en muchas ocasiones el lujo y la comodidad permanecen casi intactos al paso del tiempo. 

Considera que comprar un auto usado no es una mala idea. De hecho, si se toman las precauciones debidas, puede ser una de las mejores decisiones. Por ejemplo, al comprar autos usados no tendrás que preocuparte de los impuestos que se suelen aplicar a los vehículos nuevos. De esta manera bajarán mucho las cuotas de pago si lo compras por medio de un préstamo. 

Las desventajas de adquirir un auto usado

Como es de esperarse, al comprar un auto usado, será difícil que un vendedor particular pueda hacerse cargo de los desperfectos que pueda tener. Este es uno de los principales inconvenientes de una compra fuera de agencia. 

No sólo consume mucho tiempo, sino que a veces es sumamente difícil conocer todo el historial del auto: número de reparaciones, desperfectos o daños que ha sufrido en el pasado. Esto quiere decir que, en caso de percance, tú tendrías que asumir un gasto importante en su reparación. Sobre todo, porque al realizar la compra todo queda bajo tu responsabilidad. 

No se trata de un tema menor. En algunos casos, los autos usados podrían haber estado involucrados en actos delictivos. Por esta razón, comprar a un vendedor independiente podría generar altos riesgos. Si tu intención es reducir costos, lo recomendable es que te acerques a marketplaces reconocidos y con buenas calificaciones de parte de sus usuarios. 

En algunos casos, los autos usados pueden generar gastos muy altos de mantenimiento, incluso mayores a los de un modelo de agencia. Para evitar estos inconvenientes el portal handsonbanking recomienda: 

  • Revisar cuidadosamente toda la documentación de mantenimiento. 
  • Inspeccionar el auto durante el día. 
  • Conducir el vehículo en condiciones de carretera. 
  • Consultar si el auto ha estado en un accidente o ha sufrido otros daños. 
  • Antes de comprar, hacer que un mecánico revise el auto. 

Las ventajas de un auto nuevo 

autos usados
Éstas son las ventajas de adquirir un auto nuevo

Al salir de la agencia con un flamante auto nuevo no tendrás que preocuparte por su historial pues serás el único dueño que ha tenido este carro. Por consiguiente, cualquier falla o desperfecto mecánico de fábrica será responsabilidad exclusiva de la compañía. 

Otra ventaja es que los autos nuevos ofrecen garantías más extensas y completas. Estas protecciones suelen cubrir el costo de las reparaciones y el trabajo por hasta tres o cuatro años. En algunos casos hasta las 36.000 a 48.000 millas. Así, podrás sentirte seguro de que tu vehículo funcionará de forma perfecta durante un largo tiempo. 

A pesar de ser una opción costosa, comprar un automóvil cero kilómetros garantizará que el rendimiento de combustible sea mayor. Esto naturalmente, se verá reflejado en un importante ahorro de dinero para el usuario. 

No obstante, existe una ventaja que no puedes perder de vista. Al elegir un auto nuevo, tendrás un modelo acondicionado con las características y las opciones más recientes que el mercado puede ofrecer. 

La flexibilidad no solo te brindará comodidad, a la larga, puede convertirse también en un valioso ahorro. Con recorridos anuales de hasta 20.000 kilómetros, la mayoría de las piezas aún no han sufrido desgaste. De esta manera, los costos de cambiarlas o repararlas son menores. 

Las desventajas de los cero kilómetros 

Como ya se ha mencionado, un vehículo de agencia siempre representará un costo mayor que el de los autos usados. El seguro, los impuestos y cargos de registro también aumentarán considerablemente cuando el modelo es reciente. 

Sin embargo, para muchos la principal desventaja es que tu auto empezará a depreciarse. Sucede prácticamente desde el momento en que se pone la factura a tu nombre. Según refiere El Economista, el primer golpe viene desde que el auto pasa a pocesión de su nuevo dueño, instante en que se reduce en 10% su costo.

Este proceso continúa de manera gradual cada año, con un promedio de pérdida de vañor anula de entre 15% y 25%. aunque si hubiera que resumirlo en una cifra, los autos nuevos habrán perdido aproximadamente el 60% de su valor en los primeros 5 años.

Lo anterior no es igual para todos lo modelos ya que la disminución implica varios factores. Entre los más destacados, se encuentran:

  • Prestigio de la marca y demanda del modelo. Si tu auto es de alta demanda, su depreciación será menor, aunque ello no significa que se mantega cerca de su precio de agencia.
  • Mantenimiento. Si las reparaciones de rutina son caras, menos personas se interesarán en adquirirlo.
  • Kilometraje. A mayor distancia recorrida, más devaluación.
  • Consumo de combustible. Aquellos con un menor rendimiento de km/L tienden a venderse más baratos en el mercado de autos usados.
  • Número de propietarios. Menos dueños significan un mejor precio de venta

Si planeas cambiar de carro y buscas obtener algo de dinero por el que tienes actualmente, en Vende Tu Auto te apoyamos. Nuestros asesores te llevarán de la mano durante todo el proceso de manera transparente, y sin importar la condición y año de tu vehículo, ¡te lo compramos! ¡No esperes más!

Bibliografía

You May Also Like

Cómo ahorrar dinero

Cómo ahorrar dinero: tips para comprar un auto

Finanzas personales

Finanzas personales: aprende cómo mantenerlas bajo control

Crédito automotriz

Crédito automotriz: ¿cómo puedes adquirirlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *